ECOGRAFIA

Si bien la ecografía se puede realizar en cualquier etapa del embarazo con el fin de averiguar el sexo es mejor hacerlo entre las 18 y 26 semanas.

La mayoría de los ginecólogos, coinciden en no dar a la prueba de ultrasonido el propósito específico de descubrir el sexo, y el Colegio Americano de obstetras y ginecólogos ha emitido una declaración contra la exposición al ultrasonido de rutina durante el embarazo.

Sin embargo, la mayoría de los médicos no hacen caso a esta advertencia, pero sí sabemos que la exposición al ultrasonido puede cambiar la forma en la célula se reproduce y se mueve.

Hay también comentarios amplios que indican que el ultrasonido calienta las células.

Este método era hasta ahora ,el más frecuente para averiguar el sexo de un bebé, sin embargo, es el menos preciso.

Su precisión depende de varios factores: el tiempo de gestación, la capacidad del técnico, la posición fetal.